Hola:

Han pasado ya unos meses desde que pusimos en marcha este proyecto, y queremos estrenar esta nueva sección de la web, para informaros de como nos está yendo, y cumplir además nuestro compromiso de hacer de esta asociación, una asociación transparente.

Cuando comenzamos a pensar en el proyecto, allá por el mes de Abril, todo eran dudas y apenas si sabíamos por dónde empezar. Pero por encima de todo, teníamos unas incontrolables ganas de ponerlo en marcha cuanto antes.

En primer lugar, nos centramos en los trabajos de desarrollo de la web, para lo que contamos con la inestimable ayuda de un excelente programador, Arengu, que de manera desinteresada, nos brindó su tiempo y dedicación. Desde aquí, queremos darte las gracias por ser una de las primeras personas que colaboró en nuestro proyecto.

Paralelamente, empezamos a estudiar los pasos que tendríamos que dar para legalizar la asociación, y entre otras cosas, poder mandar regularmente a Kenia todos los fondos recaudados. Y como no puede ser de otra manera, nuestro amigo Arengu fue más ágil que la parsimoniosa administración, por lo que cuando finalmente publicamos la web, aún no habíamos conseguido finalizar los trámites burocráticos.

Después de varios intentos,  conseguimos por fin la inscripción de la asociación en el Registro Nacional de Asociaciones en Octubre de 2017. ¡¡ Ya éramos legales!!. De inmediato, solicitamos el número de identificación fiscal. Nuevamente, nos tocó ir más de una vez a las ventanillas de Hacienda. Que si una firma, que si un certificado, que si una copia compulsada… ¡¡ Que lentitud tan desesperante!!. Y con el CIF en la mano, abrimos finalmente la cuenta bancaria. Pero tampoco este trámite fue cosa de un día….

Después de mucho trabajo, de hacer muchos malabarismos para conseguir sacar horas de nuestros trabajos respectivos y poder ir a las ventanillas a entregar papeles, a finales del mes de Octubre, estábamos por fin listos para hacer nuestra primera transferencia.

Entre los meses de Julio y Octubre, conseguimos recaudar 450 euros. Nos parece maravilloso y admirable que haya habido personas que, sin conocernos de nada, hayan confiado en nosotros. Sabemos y somos conscientes, de la dificultad que supone tratar de implicaros para que os embarquéis en un proyecto que resulta tan lejano. Por eso, no podemos menos que estar eternamente agradecidos a todos los que nos han ayudado hasta ahora.

El día 2 de Noviembre, dimos la orden de transferencia de todos los fondos que teníamos en la cuenta. Pero cometimos un error, un grave error que esperamos no volver a cometer. Hacer la trasferencia, nos costaba 25 euros, casi un 5% de todo el dinero recaudado. Lo asumimos, teníamos tanta necesidad de hacer esa primera transferencia, que todo lo que queríamos era mandar cuanto antes el dinero. Así que sin más, dimos el OK y el dinero empezó su viaje.

Al otro lado de la línea, Peter aguardaba con inquietud que le llegara el dinero. Son pocas las ayudas que recibe, así que todo lo que le llegue, le supone un poco de alivio en la pesada carga que soporta. A los cuatro días, recibimos por wasap su comunicación. El dinero ya estaba en su cuenta, pero solamente le habían ingresado 380 euros. ¡¡ La transferencia nos había costado 70 euros, casi un 20% de lo recaudado!!

En el banco, nos dijeron que la diferencia entre lo enviado y lo recibido, estaba en las comisiones que aplicaba el banco receptor. Pero sabemos que no es así, el negocio lo tienen montado con el tipo de cambio que aplican, que es siempre bastante inferior al oficial. Pasar de euros a chelines los 425 euros que mandamos, nos costó casi 45 euros…

Pero aprendimos, claro que sí. Inmediatamente, y con un mes por delante para la siguiente transferencia, empezamos a buscar nuevas formas de realizarla. Y no nos costó mucho encontrarla. Se llama “transfer wise”, un nuevo modo de mandar dinero al extranjero, rápido y económico. Ellos no mueven el dinero. Tienen oficinas en buena parte del mundo, así que ingresas el dinero en una oficina de España, por ejemplo, y desde su oficina del país de destino, ingresan en la cuenta del receptor el dinero, aplicando el cambio oficial del momento.

Lo probamos inmediatamente. Por la mañana, creamos la cuenta y subimos a modo de prueba 20 euros. Al momento, nos confirmaron con un correo que el dinero se había recibido, y tras aplicarnos las comisiones (menos del 2%), hicieron el cambio y nos dijeron la cantidad que recibirían en destino. El cambio aplicado, era exactamente el que figuraba como cambio oficial en aquel instante. Hecho esto, nos quedamos a la espera, preparados para recibir un nuevo sablazo cuando el dinero llegara al banco de Kenia. Pero no…. Esa misma tarde, Peter nos confirmó que el dinero estaba en su poder, y que la cantidad recibida, era exactamente la misma que le habíamos mandado. Me acordé inmediatamente del banco español, y de su peregrina respuesta de que los bancos de destino también aplicaban sus comisiones, ¡¡ Ja !!

Llevamos apenas tres meses en marcha, y no podemos estar más contentos. La página recibe muchas visitas, nos escribe mucha gente para apoyarnos, para pedirnos información, para brindarnos su ayuda. Recibimos muchas cartas de gente que quiere viajar y que consideran que el proyecto que tenemos en marcha es interesante. En el mes de Diciembre viajan dos voluntarias, y ya estamos deseando que a su vuelta, pasen por aquí a contarnos sus experiencias. En fin, que decir, muchas gracias a todos los que pasáis por aquí, a los que entráis y salís, y a los que decidís quedaros un rato para compartir un poco de vuestro tiempo o dinero con nosotros. Nuestro compromiso sigue en pié y nuestras fuerzas para llevarlo adelante, no hacen más que crecer, día a día.